Caracoles a la ‘llauna’

Caracoles a la ‘llauna’ o a la plancha hechos en la cocina de tu casa o en la que cocines en verano.

Para hacer unos buenos caracoles no hay que hacer una barbacoa en el exterior, ahora que hace mucho calor, sólo necesitas unos buenos caracoles ‘bovers’ de confianza y un buen aceite virgen extra D.O.P. les Garrigues.

Elaboración:

En primer lugar, hay que elegir los caracoles, uno por uno, y limpiarlos muy bien. El mejor lugar para guardar los caracoles en verano es la nevera, donde están como si hibernaran; si los limpias con agua tibia los engañarás y comenzarán a ’sacar los cuernos’ mucho más rápido.

Necesitarás una plancha de fondo liso que soporte inducción, en el caso de vitrocerámica puede ser una ‘llauna’ para caracoles normal.

Hay que poner sal en el fondo de la plancha, que quede bien nevadita.

Pon los caracoles boca arriba; con lo que se tarda en ponerlos todos, tampoco es que tengan tiempo de escaparse, pero ellos lo prueban y se giran; en ese caso, es necesario volver a colocarlos. Una vez estén apunto, tienes que añadir sal y pimienta al gusto. Recuerda que los caracoles, para estar buenos, deben tener un poco de alegría y no quedar sosos. Una vez tienen la sal y la pimienta, ya no vuelven a intentar escapar.

Añade un buen chorro de aceite de oliva virgen extra D.O.P. les Garrigues. El aceite para los caracoles a la ‘llauna’ debe ser generoso, sin que queden inundados. Hay que ponerlos a fuego medio, asegurándote que el calor llegue a todas partes por igual.

Mientras se cocinan los caracoles, prepara el ‘allioli’. A mí no me sale muy bien a mano, por lo tanto, lo hago con la batidora y es más rápido.

Ingredientes para el ‘allioli’:

  • 1 huevo a temperatura ambiente (si está en la nevera hay que sacarlo cuando empiezas a limpiar los caracoles)
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra D.O.P. les Garrigues

Elaboración:

No te dejes engañar por los que dicen que el aceite para el ‘allioli’ debe tener menos calidad. La calidad de los alimentos es la que hace los platos buenos al paladar.

Machaca el ajo o trocéalo, ponlo primero, después el huevo entero, la sal y, finalmente, el aceite. Mantén la batidora quieta y a toda potencia en el fondo del vaso, una vez empiece a subir la salsa, mueve arriba y abajo la batidora tres o cuatro veces sin que salga del vaso y ya está hecho el ‘allioli’.

Cuando veas que los caracoles están hechos, espolvoréalos con una picada de ajo y perejil y… ¡a comer!

También los puedes empezar a hacer a primera hora, dejándolos medio cocidos y terminar la cocción cinco minutos antes de la hora de comer, así lo hacen los que preparan grandes cantidades de caracoles para barbacoas populares.

!BUEN PROVECHO¡

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Esta entrada fue publicada por la DOP Les Garrigues.